Historias
Slashboxes
Comentarios
 

Destituido el presidente de la SGAE

editada por Mu el Miércoles, 17 Julio de 2013, 17:13h   Printer-friendly   Email story
desde el dept. por-no-cantar

Mostrar opciones Umbral:
Y recuerda: Los comentarios que siguen pertenecen a las personas que los han enviado. No somos responsables de los mismos.
  • por pobrecito hablador el Miércoles, 17 Julio de 2013, 21:28h (#1342940)
    Reixa cayó después de apostar por la transparencia en la cúpula de SGAE [elmundo.es] En una carta de Sabino Méndez denuncia conflicto de intereses en 11 directivos de SGAE [elmundo.es] que ganan 25 millones tras registrar 25.000 títulos desde 2006 [elpais.com] y montar una 'rueda', -en referencia a un fraude que a finales de los 70 un grupo de socios conocidos como Los tupamaros- registró desde 2006 24.981 canciones en la SGAE, mientras que en 2005 solo habían inscrito 106 entre todos. Sus ingresos totales, pasaron de 553.657,76 euros (en un año) a 25.736.577 (en seis años). Es decir, lo que se denomina "ejecución humana secundaria" Estas asociaciones presentaron una propuesta al consejo, el lunes, que votó a favor el propio Reixa. La propuesta: que todos los miembros de la cúpula "incluidos sus familiares" (muchos autores de SGAE desvían ingresos de esta forma) hicieran públicas sus recaudaciones en derechos de autor periódicamente.

    El origen de este negocio, cuya persecución ha provocado una de las guerras más encarnizadas de en los últimos tiempos en la SGAE, se encuentra en la creación por parte de las televisiones de editoriales musicales con las que pretendían rebajar el dinero que pagan anualmente a la SGAE. A final de año, si las cadenas registran canciones que ellos mismos emiten deben cobrar una serie de derechos de autor que rebajan sustancialmente la cifra total que abonan a la sociedad de autores. Ellos suelen quedarse con el 50% de esos derechos. El otro 50% es el que da entrada a compositores, intérpretes, productores y empresas cesionarias que se reparten porcentajes de esa parte restante. No es una práctica ilegal. El reglamento, hasta ahora lo permitía. Las retribuciones están basadas en variables como minutos de emisión, tipo de música (la sinfónica se cobra más) o si hay alguien interpretándola (la llamada ejecución humana). Pese a ser legal, todo se basa en una "picaresca", como lo han definido algunos, que ha desembocado en que supuestos autores de temas que nadie conoce ni conocerá cobren hasta el triple que estrellas del pop como Pablo Alborán. Según fuentes de la Junta Directiva de la SGAE, incluso alguno de los que se sientan en ese órgano tiene intereses en este controvertido negocio. Por eso, les acusan algunos, se han opuesto a esta cruzada.
    [ Responder ]
  • 3 respuestas por debajo de tu umbral de lectura actual.